ACTUALIDAD

NOTA DEL DIRECTOR DE TIEMPO PYME
Cuarentena: si - Tanto tiempo: no se - Impuesta: no

Fecha Publicación: 30/06/2020  21:02 






El titulo creo es claro.


No se puede discutir la aplicación de la cuarentena, por sobre todo dados los resultados positivos que se lograron. Pero como todo en la vida, hay un tiempo, y que al llegar a sobrepasar los 100 días de aislamiento, aparecen daños al ser humano, en distintas edades con daños distintos pero daños al fin, y no se ven articulaciones de las autoridades, principalmente en el AMBA, que muestren una preocupación y la búsqueda de alguna estrategia al respecto Y aca me refiero no solo a la salud, sino al posible comportamiento general de las personas, y mostrando también preocupación, estudio, análisis y respaldo sobre la situación económica y el trabajo.” No quedan dudas de la participación de importantes profesionales de la salud, infectólogos epidemiólogos, etc, en el tema salud. Pero no se ve, no se conoce nada sobre lo económico, donde solo se conocen algunas caras nativas y en el gobierno, que nada dicen ni explican sobre semejante problemática Por un lado podemos ver que no hay ni estudios, ni intercambios de ideas con profesionales, nativos o internacionales, dentro de la salud mental, para atacar y ya, las alteraciones que están, sin duda, produciendo malestares, a veces graves, por el aislamiento durante tanto tiempo.
Son indiscutidos los problemas de ansiedad, angustia, inestabilidad emocional, miedo, regresiones (en niños) y si todo sigue así, habrá problemas insalvables con secuelas muy graves, en corto y mediano plazo Parte de la problemática está en el aislamiento, pero mucho también en las formas de informar las medidas, ya que una cosa es comunicar con explicaciones claras, entendibles, a modo de persuasión, que logre que la gente crea en lo que se esta imponiendo, y para ello la honestidad de la información es lo más importante. Por otro lado, además de lograr hacer que la gente entienda no por miedo sino por convencimiento, es que se muestre la capacidad de quienes proponen, luego de estudiar profesional y concienzudamente, los problemas de casi todos los casos reconocidos. No se explica porque la gente puede concurrir a comprar alimentos a las grandes superficies comerciales, donde (en un muy buen negocio económico sin duda) uno puede adquirir todo tipo de elementos más allá de los alimentos. Es posible con buenos protocolos de comportamiento,TODOS LOS RUBROS que están dentro de los supermercados, pudieran estar abiertos. “repuestos, peluquerías, ferretería, calzado, ropa, regalería, pinturería, bazar, electros, librería, limpieza, artículos de jardín (aire libre), mueblerías, etc, además de lo referente a comestibles, que incluiría almacén, pescadería, carnicería, verdulería, etc. etc.” ¿Cuál sería el problema? Que la gente no se cuide, no cumpla con los protocolos? Que descuide lo importante que es la distancia social.

Insisto que dependería de la forma de informar, explicar, persuadir y controlar, pero no castigando a todos como si fuera un problema de fe (se hace así porque digo yo), porque saldríamos de la Constitución y entraríamos en una mínimamente autocracia, que lleva a mucha gente a provocar en la gente las dudas de si se trata de fines que de cualquier forma justifiquen los medios, no enterándose fidedignamente de cuales serían estos medios. Recomiendo a las autoridades políticas, especialmente porque en muchísimos casos y lugares son peronistas (o dícen serlo) que relean a Perón y luego actúen en consecuencia, o dejen de decir que gobiernan bajos los conceptos y ideologías peronistas. DECIA EL GENERAL JUAN DOMINGO PERÓN Nosotros somos un país politizado, pero sin cultura política Y todas las cosas que nos están ocurriendo, aun dentro de nuestro propio Movimiento, obedecen, precisamente, a esa falta de cultura política. Nuestra función dentro del Movimiento no es ya, solamente, de adoctrinamiento -en lo que hemos trabajado mucho, y eso ha traído la politización-sino de ir cultivando las formas que lleven nuestro Movimiento al más alto grado de cultura política, lo que será un bien inmenso para el país, no sólo por lo que representa para el Movimiento Justicialista, sino porque inducirá a las demás fuerzas políticas a que también adquieran ese grado de cultura política.
La política, hoy, ya no son dos trincheras en cada una de las cuales está uno armado para pelear con el otro. Este mundo moderno ha creado necesidades, y los pueblos no se pueden dar el lujo ya de politiquear. Esos tiempos han pasado; vienen épocas de democracias integradas en las que todos luchan con un objetivo común, manteniendo su individualidad, sus ideas, sus doctrinas y sus ideologías, pero todos trabajando para un fin común. Ya nadie puede tratar de hacer una oposición sistemática y negativa, porque los países no pueden ya aguantar una actitud política semejante; uno ve cómo en el mundo entero esto ya está entrando. Nosotros quizá hayamos tenido la última lucha dura y difícil en estos dieciocho años; pero se inicia para nosotros una nueva etapa, en la cual una organización y una elevación del nivel cultural político de nuestras masas nos facilitarán todos los trabajos y todos los esfuerzos que deberemos realizar. Por esa razón hemos dispuesto que se comience a estructurar el Movimiento Peronista como institución. Yo ya dejaré de ser el factótum, porque ya no es necesario que haya factótums.
Hay que recordar, señores, que mientras los movimientos gregarios mueren con su inventor, los movimientos institucionales siguen viviendo aun cuando desaparezcan todos los que lo han erigido. Porque el hombre no vence al tiempo; la organización es lo único que puede vencerlo. Yo ya estoy viejo, y el hecho de que se acerque mi final nos debe hacer pensar en que es necesario que este Movimiento se institucionalice para que pueda continuar en el tiempo y en el espacio, aun prescindiendo de mí. Y desde este momento debe comenzar a prescindir de mí, para que sea manejado por los peronistas que los propios peronistas designen.
Si nosotros podemos persuadir de lo mismo a todos los argentinos, de una o de otra tendencia, creo que cumpliremos una gran acción de gobierno. Gobernar no es mandar; ése es el defecto que cometemos muchas veces los militares, que estamos acostumbrados al mando. Mandar es obligar, gobernar es persuadir. Y al hombre es mejor persuadirlo que obligarlo. Esa es nuestra tarea: ir persuadiendo a todos los argentinos para que comencemos a patear todos para el mismo arco; es decir, hacia los objetivos de nuestro país y hacia las necesidades de nuestro pueblo.
Juan Domingo Perón
El Director de Tiempo PYME


 30 DE JUNIO DE 2020.(TIEMPOPYME)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

REVISTAS ONLINE BANNER


Seguinos en twitter


tiempopyme.com
E-mail:tiempopyme@tiempopyme.com.ar
Capital Federal - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2020 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados