EMPRENDEDORES Y PYMES

ADRIAN DE JESUS PARA TIEMPOPYME
Roldán:productora se instala para elaborar un gin "bien nuestro"

Fecha Publicación: 02/02/2021  19:32 


Una pyme aterriza en el parque industrial de Roldán para instalar la primera destilería santafesina de gin industrial



Con sabores propios de la región, una pyme aterriza en el parque industrial de Roldán para instalar la primera destilería santafesina de gin industrial inspirado en el Litoral y el Paraná.

Valeria Saavedra es quien se lanzó con este proyecto familiar que tiene como fuente de inspiración el Litoral y el Delta del Paraná. Como fabricante artesanal de la bebida de moda, decidió dar un salto importante para transformarse en una empresa que, en un principio, comercializará diez mil botellas mensuales
.
Convencida de que "lo mejor que tenemos está por donde caminamos cada día”, Valeria comenta que su gin lleva el nombre de La Salvaje del Litoral y es el resultado de “nuestra humilde interpretación del lugar donde vivimos”.

Así lo plasmó en su sabor; a la bebida espirituosa le sumó 10 botánicos, en su mayoría “parte de la naturaleza salvaje que nos rodea y que moldea nuestra esencia”. El campo, el río, la isla con su frescura y vegetación exuberante, más los camalotes y el dorado el gran pez del Paraná que están reflejados en la etiqueta de la botella, acompañan el sabor litoraleño que logró.

"Teníamos que dar un paso para crecer y poder desarrollarnos y surgió la posibilidad de poder hacerlo en Roldán, donde tuvimos muy buena recepción, estoy contenta porque es cumplir un sueño” resalta Valeria, que vive en Funes y actualmente tiene su microdestilería en Rosario. “Va a ser una buena pyme dentro de la zona del cordón industrial. El Parque Tecnoagroindustrial Padre Luis Oldani de Roldán está muy bien conectado para poder trasladar la carga de nuestro producto”, revela.
“Empecé sola y luego se sumaron mis hermanos, es un negocio familiar y cuando tengamos la destilería funcionando, se agregarán empleados. Ya empezamos a hacer el proyecto y la idea es poder montar la planta este año. Ya compramos un alambique nuevo más grande que es el instrumento utilizado para destilar bebidas espirituosas, aunque también se usa para perfumes y aceites de uso medicinal”

Valeria consideró que la gente adoptó el gin “a partir de estas fórmulas distintas, modernas, más aromáticas y más amables”.

En ese rumbo, detalla que “para llamarse gin tiene que tener un carácter predominante de enebro. Es lo que tiene el gin más clásico y seco como el de la ginebra holandesa o el de estilo inglés y que nos remite a la época de nuestros abuelos”.

Sin embargo, "hace unos años la tendencia empezó a cambiar a lo que se denomina gin contemporáneo, donde al destilado de enebro y el coriandro se le agregan otros botánicos para darle más aroma”, especifica y advierte: “Deja de ser seco y fuerte para transformarse en una fórmula más amable y generar otro estilo que tiene que ver con un gin más aromático, con mucha más versatilidad.
Esta variante lo ha acercado a otras personas que no tomaban ese destilado clásico”.

Para La Salvaje, la selección de los botánicos que se hizo tiene que ver con varias plantas herbáceas propias de la zona, "tenemos el cedrón que por costumbre le ponemos al mate, el eucalipto que lo encontramos a la vera del río, el laurel que hay en mucha de nuestras casas, más el romero, enebro, coriandro, cardamomo y clavo, al que le sumamos piel de lima y de naranja.

Son 10 los botánicos que tiene, es bien salvaje, pero a la vez muy elegante y equilibrado", afirma. Y abunda: "Tiene que ver con nosotros porque son sabores que encontramos al alcance de la mano.

Interpreta el lugar donde vivimos, pero de una manera más moderna. Es un recorte que hice, lo que se denomina gin de autor. Algo nuevo de lo viejo conocido”.
Del Viejo Mundo a sus raíces

Valeria vivió 13 años en Europa. Primero estudió diseño gráfico y en el 2005 se fue a España. Estuvo en Ibiza, Barcelona y Formentera, donde trabajó en el rubro gastronómico. En Barcelona se especializó en fitoterapia, que tiene que ver con la destilación de las plantas para uso medicinal. Recuerda que cuando llegó al Viejo Continente sólo había un par de marcas de gin, y que “de repente aparecieron muchas, como ocurrió con el mundo de la cerveza y el vino cuando los enólogos le fueron agregando carácter”.

El recorrido que hizo fue “contemporáneo a ese boom, y los últimos seis años dejé de trabajar en el mejor restaurante de Formentera, una isla pequeña de las Baleares, y me monté en otro emprendimiento.

Cómo buena rosarina acuática, compré un gomón con el que me amarraba a los barcos que iban de Ibiza a Formentera y les preparaba mojitos y gin-tonic. Era como una especie de barra flotante. Por la mañana hacía lo mismo, pero con desayunos”, rememora.

Durante ese período en el que hizo gastronomía acuática, pensaba: "Sería lindo si existiera todo esto en Rosario", y le preocupaba el "por qué nosotros no podemos hacerlo.

Quería compartir esa experiencia del estilo de gin que había conocido pero que sea lo más local posible y que lo podamos disfrutar, aunque también lo podamos pagar”, aclara.


 2 DE FEBRERO DE 2021.(TIEMPOPYME)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

REVISTAS ONLINE BANNER


Seguinos en twitter


tiempopyme.com
E-mail:tiempopyme@tiempopyme.com.ar
Capital Federal - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2021 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados